Cargando...

Sobre el mapa, este territorio del norte de Galicia destaca por su tamaño. A ras de suelo, la localidad, de poco más de 7.000 habitantes, situada a mitad de camino de la serpenteante carretera que une Ferrol y Viveiro, constituye un espacio rural por descubrir que apenas adivinan, en toda su magnitud, quienes la visitan cada año para gozar del folk y de la fiesta global del Festival del Mundo Celta.

Tras ese paréntesis de efervescencia, Ortigueira se torna calma, sosiego. Su ría protegida de importancia internacional, una costa salvaje, ajena del boom del ladrillo, su patrimonio rehabilitado, la buena mesa y la hospitalidad de sus gentes convierten al municipio en destino perfecto para quien busque tranquilidad y no se conforme con sol y playa.

Si te quedan energías tras la noche de conciertos, te proponemos la mejor actividad paralela. Desperézate, coge lo necesario, y aprovecha el día para perderte por esa Ortigueira desconocida; recomendable para visitar sin agobios. Toma nota. Ahí van algunas sugerencias.

Recorrido urbano

La participación en las distintas actividades del Festival te permitirá conocer algunos de los espacios y edificios públicos más característicos del núcleo urbano. Puerto deportivo, Jardines del Malecón, el Cantón con sus amplias galerías y edificios señoriales, la Plaza de Isabel II y, por supuesto, el conjunto conventual, que alberga la Casa Consistorial, la sala de exposiciones municipal y Teatro de Beneficencia, son puntos de visita obligada para los folkies.

Un paseo más a fondo por la Villa requiere visitar el antiguo escolar, en la actualidad, biblioteca municipal; el viejo cine, reconvertido hoy en Museo Ortegalia y el barrio del Ponto, primer asentamiento de la Villa, donde se encuentra, ocupando el lugar de la torre del desaparecido castillo, el restaurado molino de viento de Campo da Torre, debidamente "tuneado" para la ocasión, con sus velas celtas. Disfruta de la impresionante panorámica!

 

 

Descarga el plano


Disponibles audioguías y MP4 en la Oficina de Turismo.

Para hacerte unha idea de las visitas que puedes hacer en Ortigueira, puedes ver los vídeos de información turística en la sección de Prensa.

Paseo del borde litoral

Sendero señalizado entre la Villa (final del paseo Barro Soto) y el entorno de la playa de Morouzos. De escasa dificultad, este itinerario discurre por la orilla de la ría de Ortigueira, humedal de importancia internacional y zona de especia protección de aves , y es, sin duda, la ruta más frecuentada por los vecinos y turistas del municipio.

A la altura de Punta Cabalar, haz una parada en la laguna de San Martiño, recuperada en los últimos años, para, a continuación, retomar el camino original, dejando a un lado el cordón de dunas y adentrándote en el pinar, hasta llegar al acceso principal del arenal de Morouzos. Si te quedan fuerzas, sigue las pasarelas hasta la Isla de San Vicente y Punta Ladrido. Desde el punto de partida, a lo largo del camino encontrarás, puntos de descanso, paneles interpretativos y observatorios de aves.

Disponibles audioguías y MP4 en la Oficina de turismo

Si vienes con más tiempo y te gusta el senderismo, te sugerimos...

Consultar calendario de rutas guiadas de la Oficina de Turismo

Recorrido por la costa

Aúna interés intermareal, arqueológico e histórico por coincidir con el antiguo camino real entre Ortigueira- Viveiro. Discurre por el litoral de las parroquias de Ladrido, Espasante, Céltigos y Loiba. Las numerosas playas (La Concha, San Antonio, Eirón, Bimbieiro...), el yacimiento castreño de Punta dos Prados con el conocido como Monumento con forno, candidato a convertirse en Bien de interés cultural, la garita da vela y los impresionantes acantilados de Loiba constituyen puntos de visita obligada.

 

 

Descarga el tríptico Por el camino de la costa

Itinerario de las sierras

De interés paisajístico y, sobre todo, arqueológico. Se trata de un tramo del Camino de los arrieiros, vía de tránsito entre As Pontes y Estaca de Bares, utilizado desde el Neolítico. Atestiguan este uso las necrópolis tumulares que se encuentran en el camino ( por ejemplo, "Forno dos Mouros"), formadas en su conjunto por cerca de 90 mámoas. Ofrece panorámicas únicas, desde la sierra de Coriscada, de las rías de Ortigueira y O Barqueiro. Señalizado entre Cruce de San Pedro (Couzadoiro) y Pena Branca.

 

 

Descarga el tríptico Por el camino de las sierras

Recorrido por Mera- Capelada

Este camino circular, que discurre por el Valle del Mera y la impresionante Sierra de la Capelada, combina interés botánico, paisajístico y arqueológico. No te puedes perder, el área recreativa de la Isla de Mera (punto de inicio y de fin), las cascadas del río Casón, el yacimiento altomedieval Castillo del Casón y las impresionantes miradores sobre la ría de Ortigueira.

 

 

Descarga el díptico Polo camiño de Mera

Rutas guiadas

(empresa Roteiros- 655 402 122):

  • Paseo por la Villa de Santa Marta
  • Paseo del borde litoral
  • Ruta de los acantilados de Espasante
  • Céltigos
  • Ruta de las Algas (costa de Loiba)
  • Camino de los arrieros
  • Circular de la Capelada
  • Ruta del río Mera
  • Circular de Portas (camino al santuario de Nuestra Sra de Portas)

Limitada por las sierras de Capelada al oeste y Coriscada al este, la Ría de Ortigueira y Ladrido constituye un típico sistema de estuario con salida a mar abierto entre los cabos Ortegal y Estaca de Bares. En ella desembocan los ríos Mera y Baleo, dando lugar a amplias marismas y barras arenosas. Éstas configuran en su conjunto la playa de Morouzos que, en marea baja, forma un tómbolo con la isla de San Vicente.

Es uno de los espacios naturales de mayor importancia ecológica del litoral gallego, tanto por su buen estado de conservación como por el número y extensión de los hábitats costeros que alberga (planicies intermareales, marismas, cordones dunares...).

Este enclave natural, rico como pocos en flora y fauna, cuenta con numerosas figuras de protección, destinadas a garantizar su biodiversidad. Así, aparece en el catálogo de espacios en Régimen de Protección general, está incluido en el listado de humedales de importancia internacional, es Zona de especial protección de aves (ZEPA) y forma parte de la Red Natura 2000.

En justo constraste con las aguas tranquilas de la ría, está el mar bravo de la costa de Loiba. Este trecho del litoral se presenta como una sucesión sin solución de acantilados, espectaculares rocas horadadas por la fuerza del mar y playas prácticamente vírgenes, la mayoría con accesos impracticables, a excepción de O Picón y, en menor medida, Ribeira do Carro, donde aún perdura la pintoresca estampa de las recolectoras de algas tirando de sus burros, mientras suben -"trepan"- cargados a tope por los escarpados cantiles. Postal única.

Apenas recuperada del Festival del Mundo Celta, Ortigueira se viste de gala para rendir tributo a la Patrona local, Santa Marta. Los festejos, de marcado carácter popular, arrancan el 27 de julio con el pregón y concluyen el 1 de agosto, día del Baile del Club. Entre medias, procesiones, desfiles y conciertos de bandas de música (la salida de bandas es uno de los momentos clave) y espectáculos de las mejores orquestas de Galicia llenan de vida las calles de la Villa.

Frente al certamen folk, de confesada vocación internacional, la Patrona ha reforzado en los últimos años su papel eminentemente local, recuperando lo que tiene de encuentro con familiares y amigos. Celebraciones similares, aunque más modestas, se multiplican a lo largo del verano en las 22 parroquias del municipio.

Finalmente, cabe destacar, por la afluencia de gentes llegadas de todo el municipio, la feria semanal que, cada jueves, se celebra en la Villa con presencia de productos variados, especialmente textil y calzados. Además, por su tradición, hay que citar la celebración del popular San Marcos, la feria cabalar, con exhibiciones y competiciones equinas que tiene lugar en Senra entre el 24 y el 26 de abril.