Tras cuatro días siendo el epicentro del folk internacional, el Festival de Ortigueira clausura su XXXII edición con un balance muy positivo para artistas, público y organización.

Unas 90.000 personas han pasado por Ortigueira durante estos días atraídos por músicos como Alén de Ancos, Susana Seivane, Dooling o Fullset que se han encargado de hacer de este evento algo más que un festival. Ortigueira se ha convertido en una cita obligada en las agendas de miles de folkies llegados de toda Europa.

Para los gallegos Milladoiro, este es uno de sus escenarios favoritos y lo han demostrado presentando un DVD y CD de su concierto celebrado en el mismo auditorio en 2014 y resaltan en enclave único y lo especializado del público que asiste.

El público dice repetir año tras año por el cartel de artistas, el entorno y el ambiente que se respira. También juega a favor del Festival el que tanto los conciertos como la acampada sean de carácter gratuito.

La organización ya está negociando el cartel de los próximos dos años y prometen sorpresas muy agradables para los folkies.

Sin duda, multiplicar por diez la población de esta villa y ser una referencia a nivel mundial requiere mucho tiempo y esfuerzo.