El Concello de Ortigueira se asomó esta tarde a Fitur de la mano de su principal reclamo turístico: el veterano Festival del Mundo Celta. El regidor municipal, respaldado por la delegada de la Xunta en A Coruña, compareció en el stand de la comunidad para promocionar el multitudinario certamen folk, que atrae cada verano a la pequeña Villa a unas 50.000 personas, presentando además el llamativo cartel artístico que se empleará en la publicidad exterior del evento.

Se trata de una pintura de Celia Pía que muestra los distintos “escenarios” (la zona de conciertos en la Villa, el pinar y playa de Morouzos) y el “paisaje humano” de la fiesta.

En la cita, Girón avanzó algunas novedades en la programación. La principal, la decisión de confiar a una figura consagrada del folk gallego como Xosé Manuel Budiño la dirección artística de la última noche de conciertos, en la que el público podrá disfrutar de un espectáculo especial creado por y para el Festival.

Girón, que aludió a la reciente concesión al Festival Ortigueira del Premio de la Cultura Gallega 2014, por su trayectoria como plataforma de lanzamiento de los músicos y la cultura gallega, apuntó otras claves del éxito de la cita folk, que mantendrá su gratuidad total, como  “el espíritu de libertad que impera, la mezcla de gente diversa, la convivencia en un paraje natural privilegiado y, por supuesto, las ganas de pasarlo bien".

Los representantes de las distintas administraciones coincidieron en referirse a la singularidad del Festival Ortigueira, su poder de convocatoria, y su importancia en la proyección exterior de la imagen de Galicia y España; méritos que le valieron hace ya casi una década la declaración como Fiesta de Interés Turístico Internacional.