El quinteto, liderado por el gaiteiro de Celtas Cortos, Antón Dávila, y por Xosé Liz, integrante de Entretrastes, Beladona o Lizgairo, pisa por primera vez el Festival Ortigueira con una propuesta basada en la recreación de fórmulas musicales propias del "mundo celta", sin que pierdan su esencia. El repetorio de la banda combina revisiones de temas populares (reels, jigs, muiñeiras ...) con composiciones propias.

Gaita gallega e irlandesa, whistles, bouzuki, el violín de Harry Price, el contrabajo de Álvaro Iglesias y la percusión, a cargo de Suso Alonso,  se unen para reinterpretar melodías de corte tradicional. La formación, surgida en el 2001, publicó hace tres años su primera y, por el momento, única grabación, titulada GalEire, un trabajo de folk gallego e irlandés a partes iguales. Música atractiva tanto para quien quiera bailar como para el que se incline por disfruta escuchando.