La nueva unidad del IGAEM, creada a finales del pasado año con el objetivo de dearrollar la danza en Galicia, apostando por acciones orientadas tanto a los profesionales como a la ciudadanía, debuta en Ortigueira. Trae a las calles de la Villa un espectáculo especial, inspirado en las coreografías de Vacuo, su primer montaje escénico, dirigido por la coreógrafa Maruja Salas.

La obra que adaptan para el Festival habla de sentimientos, dee mociones y del ciclo vida- muerte- vida y constituye un paso más en la apuesta de la compañía- de la que forman parte en este momento 15 bailarines- de llevar la danza al encuento con el público.