Lo bueno se hace esperar. Imprevisibles, incombustibles y casi geniales. The Chieftains pondrán el broche de oro al Festival, ofreciendo el concierto que la lluvia ahogó el pasado verano. Llegan tras cuatro décadas en perpetuo estado de gracia.

Un período en que "los Jefes" han conseguido con su estilo ecléctico y la experimentación actualizar la música tradicional irlandesa, relegada antes al circuito folk. Y es que los 33 trabajos discográficos que han publicado dan para eso y más.

Su colaboración con artistas del celuloide y del pop rock internacional (desde Sting a Rolling Stones), su conexión con la comunidad irlandesa de Estados Unidos y sus inmejorables directos, marcados por la improvisación les han proporcionado fama a nivel mundial. Un reconocimiento al que después se uniría el oficial. Así fueron elegidos oficialmente Embajadores Musicales de Irlanda en 1989.

Ortigueira vibrará con la esencia de sus cuarenta años en el escenario  y con su reencuentro con el gaitero Carlos Núñez, descrito durante su gira conjunta de 1996 como "miembro virtual  de la banda".  
El vigués, que sacaba al mercado en 2003 su Almas de Fisterra

, se reunirá en la villa de nuevo con sus "maestros", mostrando el puente que une a la música celta que se hace en Irlanda y en Galicia.

NULL