Nueva alineación para un proyecto actualizado. La banda, surgida a principios de los noventa como una apuesta de renovación del folk gallego, regresa a Ortigueira tras siete años de ausencia.   Fía na roca vuelve con el álbum Vente vindo (2007), con el que da un giro notable a su propuesta musical. Después de tres discos de estudio y un directo (Fía na roca, Agardando que pase algo, Contravento y Dez anos ao vivo), lo instrumental cede protagonismo a la voz de Sonia Lebedynski y la sobriedad de antaño se vuelve frescura.

Vuelven con cambios significativos en su plantel, al que se han incorporado Xabier Olite (bajos) y Roberto Rama (gaitas, saxos e low whistles), en sustitución de Xabier Bueno y Cris Gándara.

Tras su reinvención, Fía se ha marcado el objetivo de ir a por todas, y abrirse en el mercado internacional. Busca hacerlo con este álbum en el que reinterpreta el cancionero popular gallego, haciendo que suene actual, moderno, tras pasar por el tamiz de la banda, influida por mil estilos, que conserva el sonido elegante y los arreglos únicos que le confieren un estilo singular.

NULL