Gaitas, violín y acordeones, fusionados con ritmos funky y canciones apasionadas, complementadas con la voz en alza del cantante principal, Alec  Dalglish, conforman los ingredientes principales de la propuesta de Skerryvore. La banda escocesa debuta en Ortigueira, el único de los grandes festivales europeos que tenían pendiente, con su potente directo y su premiada fusión de “Folk n’ Roll” para el siglo 21.

El sexteto, uno de los más demandados por los festivaleros,  nace en 2004, en la isla de Tiree, en las Hébridas escocesas, ha madurado un estilo propio, marcado por la mezcla de música tradicional, sonidos urbanos del rock y no pocas referencias del pop.

En su primer concierto en Galicia, Skerryvore desplegarán toda su energía y su oficio sobre el escenario para levantar al personal con los temas de su álbum homónimo, el tercero de su brillante carrera, tras “On the road” y “West coast life”. Una apuesta segura para empezar la edición 2011 por todo lo alto.