La formación bretona es uno de las cuatro agrupaciones que integran la célebre Bagad Kemper, vieja conocida del certamen folk ortegano. Surgida a finales de los noventa, se consolida como la gran cantera de nuevos valores de la Kemper, brindando a sus músicos (secciones de batería, bombarda, cornamusa y gaita) una oportunidad única de formarse en el mundillo de la música tradicional bretona. Integrada por 25- 30 músicos con una edad media de 22 años, destaca por su brillante trayectoria en los campeonatos de bagadoù y su recurrente participación en festivales europeos.