La histórica banda vuelve a Ortigueira tras décadas de ausencia. La organización salda de este modo su deuda con los seguidores de los batties, pieza clave en el resurgimiento de la música escocesa desde finales de los setenta. De la formación original sólo se mantiene en la actualidad el teclista y cantante Alan Reid, si bien el grupo se ha distinguido por incorporar nuevos músicos sin renunciar a su identidad.La alineación titular la completan en la actualidad el guitarrista Sean O'Donnell, el joven violinista Alasdair White y el gaitero estadounidense Mike Katz.

Desde los orígenes, el grupo ha evitado encorsetarse por la tradición y por modas, mezclando en su repertorio canciones antiguas con composiciones propias tocadas con una fusión de viejos y nuevos instrumentos: gaitas, violín, sintetizadores, guitarras, flautas, acordeón y pandero. Han roto barreras y explorado nuevas direcciones que luego, otros han seguido. Su música es alegre, estridente y lo más importante, accesible a todos. Su último trabajo Dookin'

(2007) es el número 23 de su extensa y coherente discografía, y en él exploran nuevos sonidos e instrumentos.