El cuarteto lisboeta define su estilo como una mezcla de sonidos y composiciones lusas e instrumentos y elementos de otros universos musicales.  Fusión sin fronteras cantada en portugués. Debutaron en Ortigueira con su segundo disco. Un trabajo que ha supuesto su salto de lo puramente celta al llamado world music.