Su primer disco, publicado en 1991, fue definido como "un modelo para la música tradicional irlandesa". Produjo el éxito mediático del grupo, conllevó su inmediato despegue internacional  y contribuyó a su evolución artística.

Con una trayectoria plagada de premios y reconocimientos, Dervish, que pasó por el Festival de 1996, destaca, en la actualidad, por su espectacular puesta en escena y por su poderoso sonido directo, combinación bien hilvanada de mandolina, flauta, violín, acordeón, bouzoki, bodhrán y voz. Baladas, reels, jigas... su repertorio cuenta con temas instrumentales tanto tradicionales como de nueva creación, y temas vocales, interpretados por la singular Cathy Jordan. Sus últimos discos editados son Spirit (2003) y el recopilatorio "A Healing Heart", del pasado año.

Los últimos representantes de Irlanda en Eurovisión -un certamen en el que no encajaban- vuelven a Ortigueira para demostrar el buen momento que atraviesan, a punto de publicar su nuevo trabajo.

NULL