Ganador en siete ediciones del Trofeo Macallan en el Festival de Lorient y medalla de oro en Oban e Inverness en el exigente circuito de composición de gaita escocesa, Morrison está considerado el mejor gaitero del mundo. Se desenvuelve con maestría e inspiración, tanto con las gaitas escocesas (higland y border) como con las irlandesas o con la flauta. Su singular talento ha sido aclamado en todo el mundo, testimoniando en cada una de sus actuacionessu hondo espíritu musical y los años de dedicación.

La evocativa interpretación que realiza de las melodías gaélicas está justificada por la tradición gaitera de las islas Hébridas de Escocia, lugar en el que se inió musicalmente de la mano de su padre, instrumentista y juez de las competiciones de gaiteros de su país. Después de años como solista, se unió a grupos como Clan Alba y Capercaillie y fue fundador del grupo gaélico Ceolas.

Despliega energía y un estilo altamente improvisado, en el que combina la tradición de la gaita gaélica con las influencias contemporáneas y eclécticas. De hecho, de su música se ha escrito que es "lo más cercano al jazz que se puede escuchar en una gaita escocesa".