Es responsable directo de la creciente influencia del folk gallego en un país como Bélgica. El grupo, integrado por cinco cantareiras descendientes de emigrantes de nuestra tierra y otros tantos instrumentistas belgas,  pega fuerte en el país con su revisión, marcada por las influencias valonas y flamencas, de la música tradicional de Galicia.

Un estilo personal y moderno en el que instrumentos como la gaita o la pandereta  se mezclan con acordeones, contrabajos, piano... y que puede observarse en su primer trabajo Palabras darei -2000-  y en el más reciente Marmuladas -2002-. Ayuda el tirón de la eurovisiva Verónica Codesal, solista también del grupo Urband Trad. Un proyecto puntero que deja ver la proyección de la tierra -interpretan piezas recogidas aquí- en la producción artística de la Galicia exterior.

NULL