Conjuga una desbordante capacidad creativa con el virtuosismo musical. Toma como base la música tradicional instrumental de los judíos del Este (el klezmer). Pero el trío de Cracovia revoluciona este sonido, aplicándole arreglos y efectos arriesgados y notables dosis de improvisacion. De este modo, crea composiciones diferentes y marcadamente personales, en las que se deja ver la experiencia de estos músicos en otros estilos como el jazz.

Violín, acordeón, contrabajo y la percusión de Tomasz Grochot- que acompaña a la banda de forma habitual- tejen un repertorio contundente, en el que destacan los ritmos bailables y populares, servidos para levantar al personal. Siete álbumes- los últimos un cd conjunto con la cantante Edyta Gepert, titulado "Canto a la vida", y "Seventh trip"- resumen los quince años de trayectoria de este grupo enraizado en la cultura judía.

Aunque cada actuación es diferente, su carisma permite pronosticar que será para muchos una de las revelaciones del Festival.

NULL