Tercera visita del sexteto a Ortigueira. Es, sin duda, la banda celta escocesa con más gancho entre los jóvenes. Ejemplo de fusión y referente de la renovación del folk, presenta un sonido poderoso, resultado de la mezcla sin contemplaciones de música tradicional, electrónica y rock progresivo.

 

El violín de Agnus Grant, que centra todas las miradas,se combina con guitarra eléctrica y acústica, bajo, percusión, mandolina y banjo, demostrando su solvencia a la hora de crear ritmos contundentes.Nada mejor que un directo para descubrir la grandeza de esta banda.

 

Tras casi dos décadas de trayectoria y con siete discos en el mercado- entre los más recientes "Troots" y "Radical mestizo"- vuelven al Festival para repasar los temas de su CD doble "Murmichan" (2009) en un concierto en el que no faltarán sus clásicos.