La primera y única orquesta folk del mundo vuelve a Ortigueira. Su paso por el Festival, allá por 2003, valió para presentar y proyectar a la formación, integrada por alumnos y profesores del Conservatorio de Música Tradicional da Escola de Artes e oficios de  Vigo, cuando aún no había editado su álbum debut, Mar de Vigo.

Madurado, este proyecto gestionado ahora a través de una fundación homónima que desarrolla además estudios de etnomusicología, no ha perdido ni un ápice de originalidad. Sigue sorprendiendo por la cantidad de músicos que mueve- nada menos que 35-, por la calidad de sus arreglos contemporáneos y por la variedad de instrumentos que utiliza, algunos de ellos fabricados en la propia escuela. La combinación de las secciones de arpas (dirigida por Rodrigo Romaní), zanfonas (Anxo Pintos), gaitas y percusión (Xaquín Xesteira), violines (Alfonso Franco), panderetas (Chisco Feijoo) y requintas (Xosé Liz)  configuran su contundente sonido.
 
Llegan con nuevo trabajo bajo el brazo, Trastempo (Casa de Tolos, 2007). La nueva colección de canciones incluye piezas tradicionales y dos temas creados específicamente para el conjunto, interpretados por la orquesta en su conjunto, sin renunciar a los momentos de lucimiento en solitario de cada una de sus secciones . Engancharán al público más exigente, con su poderoso directo.

NULL