Celta y famenco. La fusión de estas dos tendencias marca las composiciones de este quinteto llegado de Granada e integrado por un asturiano, un  madrileño, dos andaluces y un cubano. La cuidada puesta en escena de su último disco, El corazón del Árbol (2003) incluye la presencia sobre las tablas de dos percusionistas y un bailador flamenco.